LA NEOFOBIA ALIMENTARIA INFANTIL PARECE SER HEREDITARIA


En octubre de 2013 el portal del Consejo Europeo de información sobre la alimentación, se ha hecho eco de un estudio publicado en la revista The America Journal of Clinical Nutrition, en  relación a las influencias genéticas y ambientales en la neofobia alimentaria en niños , el rechazo instintivo que muestran algunos niños a probar nuevos alimentos . 
La investigación, que avaluó a 5.390 parejas de gemelos , concluye que esta condición ES ALTAMENTE HEREDITARIA.
Cerca del 80% de las variaciones observadas en los casos de neofobia se deberían a una fuerte influencia de causas genéticas. Estos datos suman argumentos a favor de la paciencia  con la que deben abordar los padres la alimentación de sus hijos. 
El profesor David Benton considera que no esta bien clasificar a los niños que muestran neofobia como MAL COMEDORES.
La paciencia , por tanto, debe ser la estrategia de base a la hora de enfocar la alimentación de los más pequeños.

Fuente: Revista Eroski Consumer

Comentarios