DIFERENTES FORMAS DE ALIMENTARSE

DIFERENTES FORMAS DE ALIMENTARSE

    ¿Qué es ser vegetariano?
    El vegetarianismo, o ser vegetariano, no es solo una manera de alimentarse. Con esta opción también se adopta un pensamiento y estilo de vida que acompañan a la manera de comer.
    Aunque se pueda pensar que ser vegetariano es una moda actual, este movimiento data de muchos siglos atrás. Se sabe que en siglo VI a. C., en la Antigua Grecia y en la India, la dieta estaba muy ligada a la no violencia, lo que invitaba a seguir una dieta basada en vegetales. El filósofo griego y matemático Pitágoras sostenía que la carne contaminaba el alma humana. Albert Einstein, físico matemático, también apuntaba: “nada va a aumentar la probabilidad de supervivencia en la tierra tanto como la evolución hacia una dieta vegetariana”. También el escritor Miguel de Cervantes escribía: “la alimentación de un hombre superior debe ser de frutos y raíces comestibles”.
    ¿En qué se basa la alimentación vegetariana? La característica principal está en evitar el consumo de cualquier tipo de carne o pescado. No obstante, dentro de las personas que siguen esta filosofía de vida, hay diferencias:
    • Ovolactovegetariana: incluye todos los productos vegetales, así como huevos, miel y polen, leche y sus derivados.
    • Ovovegetariana: se eliminan los lácteos y sus derivados, pero incluye todos los vegetales, los huevos y la miel y el polen.
    • Lactovegetariana: se eliminan los huevos, pero incluye todos los vegetales, lácteos y derivados, y la miel y el polen.
    Si eres vegetariano en cualquiera de sus modalidades, Lidl te ofrece una gran variedad de alimentos a tu alcance. Además, hemos preparado para ti deliciosas recetas vegetarianas para que disfrutes cuidándote. 
    ¿Es lo mismo ser vegetariano que ser vegano?
    No. El veganismo excluye no solo la carne y el pescado, sino cualquier producto de origen animal, como huevos, lácteos y derivados, y miel o polen.
    No obstante, más allá de la alimentación, las personas que siguen esta filosofía de vida lo hacen por motivos éticos. Así, no solo evitan el consumo de productos de origen animal, sino que lo trasladan a todos los aspectos de su vida: ropa (pieles, lana), cosmética, productos de limpieza… Es una alternativa ética en defensa de los animales y la naturaleza y, además, protege el medio ambiente.
    El vegetarianismo excluye la carne y el pescado, pero incluye sus derivados: huevos, lácteos y derivados, y miel y polen.

    Otros tipos de alimentación “alternativa”

    Existen también otras maneras de alimentarse. Veamos algún ejemplo más:
    • Macrobiótica: el significado de sus palabras es “vida (bio) grande (macro)”. Este tipo de alimentación se basa en el equilibrio de los principios del Yin y del Yang a través de los alimentos. En ella se excluyen ciertas carnes, huevos, leche y sus derivados. Sí se puede consumir algún tipo de pescado y carnes de ave, así como cereales, frutas y verduras. Los partidarios de la alimentación macrobiótica consumen principalmente productos ecológicos e integrales.
    • Ayurveda: la ciencia Ayurveda se basa en la creencia de que “nada es bueno para todo el mundo y algo siempre es bueno para alguien”. Según esta ciencia, las personas se clasifican en:
      • Vatapersonas de complexión delgada que suelen padecer de sequedad y frío. Para éstas, es mejor un consumo de cereales, lácteos, frutos secos, aceites y sal.
      • Pitta: personas más calurosas e intensas. Su dieta debe ser a base de ensaladas, vegetales crudos, cereales cocidos, leche, semillas y sin picante.
      • Kapha: personas robustas que pueden tener sobrepeso. Su alimentación debe ser ligera, con presencia de vegetales crudos, verduras cocidas y legumbres. Estas personas sí que toleran el picante.
    El experto en esta ciencia será el responsable de valorar a cada persona y de establecer el tipo de alimentos que mejor le funcionan.
    • Crudívoros: consumen productos crudos, no procesados y generalmente orgánicos. No cocinan los alimentos como tal, pero sí que aplican técnicas para hacerlos más agradables: maceración, deshidratación, triturado, ralladura o fermentación. La base de su alimentación son frutas, verduras, algas, frutos secos y germinados.
    • Dieta Paleo: este tipo de alimentación pretende volver a los orígenes del ser humano. El concepto es llevar una alimentación igual a la que llevaban nuestros antepasados, sin azúcares refinados, sin lácteos y apenas cereales o legumbres.
      • Se pueden consumir: frutas, vegetales, nueces y semillas, pescados y mariscos, carnes magras y grasas saludables.
      • No se pueden consumir: lácteos, legumbres, cereales, alimentos procesados, azúcares, almidones y alcohol.
    Los beneficios de seguir este tipo de alimentación son muchos:
    • Regulación del azúcar en sangre
    • Más energía
    • Más masa muscular
    • Menos procesos inflamatorios
    • Pérdida de peso
    En todo caso, como siempre decimos, no hay una dieta que funcione igual para todos. Estos mismos beneficios los podemos obtener mediante una dieta vegetariana, vegana, ayurveda… lo importante es conocer qué le encaja mejor a tu cuerpo.
    • Flexiterianos: los siguen una dieta flexiteriana se definen como “ni vegetarianos, ni veganos, ni carnívoros ni omnívoros”. Es un tipo de dieta que contempla todos y cada uno de los alimentos, pero con una abundante presencia de vegetales. El término viene de “flexible”, por el hecho de poder comer alimentos vetados en otras dietas, y “vegetariano”. Los flexiterianos siguen principalmente una dieta vegetariana, pero con un consumo ocasional de pescado, marisco, aves y carne. Se diferencian de los omnívoros en el hecho de que su consumo de carnes y pescados es ocasional, no habitual. Como dicen ellos: “lo que diferencia un flexiteriano no es lo que come, sino la frecuencia con la que lo come”.

    Los súperalimentos

    Cada vez son más los consumidores que apuestan por una alimentación rica en vegetales sin excluir del todo los productos de origen animal. Un súperalimento es un alimento de “gran calidad” que nos aportan grandes dosis de vitaminas, minerales, enzimas y antioxidantes esenciales.
  • Vegetales de hojas verdes: todos los vegetales son buenos, pero los de hoja verde, aún más. Uno de los más completos es la col kale o col rizada, un saludable vegetal con altas cantidades de clorofila, vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales. ¡Prepárate un smoothie de col kale y aprovecha todos sus beneficios!
  • El coco: uno de los alimentos más hidratantes y con más electrolitos. En todas sus variables, en agua, en aceite o natural, el coco posee importantes beneficios para la salud. Además, sus nutrientes contribuyen a la salud por sus propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas.
  • El cacao crudo: uno de los alimentos con más concentración de antioxidantes del mundo. ¡Ojo!: debe ser lo más puro y crudo posible.
  • Las semillas de lino y de chía son dos alimentos fuente de ácidos grasos esenciales omega-3, fibra, magnesio y hierro.
  • El jengibre y la cúrcuma: contienen antioxidantes con propiedades antiinflamatorias. Fuentes de calcio, fibra, grandes cantidades de potasio y magnesio.
  • Quinoa: entre legumbre e hidrato de carbono, es un alimento rico en fibra, aminoácidos esenciales e hidratos de carbono, además de ser apta para personas con celiaquía o sensibilidad al gluten.
  • FUENTE: REVISTA LIDL

Comentarios