UNA VIDA SIN GLUTEN

UNA VIDA SIN GLUTEN


Si eres celíaco, pensarás que se te ha “complicado un poquito la vida”, pero aquí estamos nosotros para echarte una mano. Una vez que incorporas una serie de hábitos en tu día a día, todo resulta más sencillo de lo que en un principio parece.
¿Y cuáles son esos hábitos? Vamos a darte unas pautas para que lo lleves lo mejor posible y no recaigas:
· Elimina de tu dieta todos aquellos alimentos que hayan sido elaborados con trigo, cebada, centeno, avena, triticale, espelta y kamut. Es decir, panes, cereales, madalenas, bizcochos, pastas, etc.
· Sigue una dieta equilibrada a base de verduras, frutas, carnes, pescados, cereales sin gluten (como el arroz y el maíz), legumbres, patatas, huevos y azúcar entre otros alimentos que no tienen gluten en su forma natural.
· Comprueba minuciosamente las etiquetas de los productos alimenticios elaborados ya que pueden contener gluten como aditivo. Existe una deficiencia en la legislación de los productos sin gluten, por ello es imprescindible extremar la precaución para evitar confusiones.
· No consumas productos alimenticios a granel o elaborados artesanalmente, ya que no se puede consultar el listado de ingredientes en la etiqueta y puede existir una contaminación cruzada con alimentos que sí tienen gluten.
 ·Limpia bien los utensilios que se vayan a compartir (cucharas, sartenes, etc.) y utiliza un aceite diferente para cocinar la comida que consumirá la persona celíaca. Ten muy presente que no debes freír alimentos en aceites donde previamente se han frito productos con gluten. Un tostador o una tabla de cortar alimentos de madera sí que son utensilios que deberían ser exclusivos para la cocina de la persona celíaca.
· Ten precaución cuando comas fuera de casa (bares, restaurantes, comedores escolares, casas de familiares o amigos...) y no sólo por los ingredientes, sino también por la manipulación de los alimentos. Un alimento puede llevar levadura o cocinarse en utensilios donde previamente ha habido harina de trigo o guisos con embutidos que lleven gluten, salsas con harinas, rebozados,etc. Si tienes dudas, consulta cómo lo elaboran y los ingredientes que utilizan.
· Ten especial cuidado con las harinas que se venden en panaderías o supermercados que no certifican la ausencia de gluten, ya que se pueden haber contaminado con harinas de trigo, avena, etc.
Para ampliar esta información, puedes consultar la lista de alimentos aptos para celíacos que realiza y actualiza periódicamente la FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España). Y ante todo, si no lo tienes claro, no consumas ese alimento. Te dará tranquilidad… y salud.  
FUENTE: REVISTA LIDL

Comentarios